analaura-1288x724

“Ante un desastre, es fundamental que se hable de embarazos no deseados y contagio de ITS”

 

El 19 de septiembre México y el mundo se estremecieron por el terremoto que afectó la zona centro y sur de nuestro país. Hoy, mes y medio después, el furor ha quedado atrás y poco se sabe de las y los damnificados tras el desastre. No hay cifras claras. A tres días del sismo se decía que más de seis mil personas pernoctaban en 45 albergues dispersos en distintos municipios de Morelos, por ejemplo, y que había toneladas de ayuda humanitaria listas para ser repartidas. Hoy poco se sabe: ¿qué ocurrió con estas personas?

Ana Laura Rodríguez Cortés nació en Cuernavaca, tiene 24 años, es licenciada en Pedagogía y, además, estudia Filosofía. Le interesan los procesos de investigación en educación, las transformaciones culturales, le gusta leer, aprender y como ella dice: “romperse la cabeza”.
Hace cinco años, Ana asistió a una conferencia sobre el aborto en adolescentes. Así fue como entró en contacto con el Instituto Simone de Beauvoir, que estaba convocando activistas para crear una red en Morelos (REDefine) a favor de los derechos sexuales y reproductivos. Al poco tiempo le llamaron para una capacitación.

Tras meses de estudio y años de práctica, ahora Ana también forma parte del Consejo Estatal de la Juventud del Estado de Morelos, donde logró que se aprobara una Comisión de Igualdad de Género. Es decir, parte de su trabajo es vigilar que las políticas públicas estatales relacionadas con la juventud consideren las necesidades de las mujeres y niñas.
En este contexto, el sismo del 19 de septiembre obligó al equipo de REDefine Morelos a replantear algunas de sus actividades.

Para Ana el temblor fue muy desgastante física y emocionalmente: “Después de corroborar que toda mi familia estaba bien, me fui al municipio de Tetela del Volcán, a una comunidad en específico, Hueyapan, donde fui coordinadora de brigadistas para detectar en qué zonas urgían los víveres”. Sin embargo, pronto tuvo que volver a casa porque se enfermó de la garganta debido al terrible frío de los Altos de Morelos. A la distancia siguió dando apoyo y organizando la ayuda de las brigadas médicas, contactó con la Comisión de Derechos Humanos, con el Director del Instituto de la Juventud y, por redes sociales, con gente de asociaciones civiles y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

Luego, después de cinco días de arduas labores, Ana se reunió con compañeras activistas de la Red Feminista de Morelos para ver de qué manera le podían dar seguimiento a todo este proceso.

“Ya antes habíamos notado que hubo un incremento en violencia sexual hacia niñas y adolescentes en Morelos. Además, en el contexto desfavorable del alojamiento en albergues, es fundamental que se hable de prevención del embarazo no deseado y contagio de infecciones de transmisión sexual. También queremos entregar métodos anticonceptivos”.

 

Actualmente están detectando qué zonas son focos rojos, cuáles son los albergues con mayor índice de casos de violencia. Como sus recursos son limitados (no tienen apoyo económico de ninguna institución), apenas se encuentran en la primera fase del proyecto, que es hacer un diagnóstico. “Nosotras mismas, las compañeras de la Red Feminista y REDefine, estamos haciendo este análisis. Y ya tenemos detectadas las zonas en donde hay más gente y por lo tanto un mayor número de casos y tendencia a la violencia”.

Por el momento no hay números específicos, sólo se tienen porcentajes del tipo: en Hueyapan el 80% de las casas se cayeron.

 

“Como algunas compañeras trabajan en instancias gubernamentales, ellas están haciendo el trabajo de ir directamente a las zonas y recopilar datos que nos ayuden a formar un plan de trabajo efectivo”.

Así es como Ana, desde REDefine Morelos y con el apoyo del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, Fondo Semillas y el programa “Construcción de capacidades para la incidencia a favor de los derechos de las mujeres en México”, financiado por la Comisión Europea, emplea sus conocimientos y su labor como activista de forma ágil y flexible para incidir en acciones por la reconstrucción de las comunidades de Morelos y procurar su bienestar social.

Algunos datos sobre las personas afectadas por el sismo:

Seis semanas después del sismo del 19 de septiembre de 2017, se calcula que alrededor de mil 400 personas están alojadas en los 39 albergues o refugios temporales del estado de Morelos.

• Según la Secretaria de Salud de Morelos, ocho mujeres que se alojan en estos albergues han dado a luz y ahora mismo se encuentran en ellos junto con sus recién nacidos.
• Otras 19 mujeres están a punto de parir y requieren de servicios de control prenatal.
• De todos los albergues en Morelos, 16 son prioritarios por el número de personas que están viviendo en ellos.
• Algunos tienen alrededor de 50 personas, los más grandes oscilan entre 250 y 300 personas.
• Sin embargo, el grueso de la población que resultó afectada tras el sismo vive en la calle, bajo lonas y tiendas de campaña, porque no quieren abandonar sus propiedades.
• Un día después del sismo el presidente Enrique Peña Nieto acudió a Jojutla (el municipio más afectado de Morelos) y prometió que la ayuda para los damnificados comenzaría a fluir en cuanto se supiera exactamente cuáles fueron las viviendas afectadas. Mes y medio después de esta promesa las familias que perdieron sus hogares y que fueron incluidas en el censo de afectados aún esperan la ayuda para emprender la reconstrucción.

Fuentes:
Tonantzin, Pedro (4 de octubre de 2017). “Nacen 8 bebés en albergues de Morelos”. Excélsior. Disponible en: http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/10/04/1192492

Martínez, Paris (30 de octubre de 2017). “Los damnificados de Jojutla aún esperan la ayuda que EPN les ofreció hace un mes”. Animal Político. Disponible en: http://www.animalpolitico.com/2017/10/jojutla-epn-ayuda-sismo/


ana4

Ana habla sobre Embarazo Adolescente en #LoPúblicoEsNuestro.

 

ana3

Demostración con adolescentes sobre el uso del condón.


 

equipo

Equipo Redefine Morelos.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2016 ILSB | Género ⦁ Innovación ⦁ Liderazgo
Arriba
Síguenos: