No existe una definición común sobre autonomía económica. Organismos como la CEPAL definen a la autonomía económica como la “capacidad de las mujeres de generar ingresos y recursos propios en función de su acceso al trabajo remunerado en igualdad de condiciones con los hombres.

ONU MUJERES se refiere al término empoderamiento económico de las mujeres, que incluye participación laboral, acceso a las oportunidades económicas y los activos tales como tierras y préstamos, así como la participación en la conformación de las políticas económicas y sociales.

En el ILSB creemos que todos estos elementos son imprescindibles al analizar las dinámicas económicas desde una perspectiva de género, sin embargo, preferimos hablar de autonomía económica porque vincula con más claridad a la necesaria independencia de las mujeres para el ejercicio de sus derechos.

Dentro de los análisis de la autonomía económica ponemos especial atención al ejercicio de los derechos de las mujeres dentro de los trabajos remunerados, y buscamos dar visibilidad a los aportes económicos y sociales del trabajo no remunerado que realizan las mujeres de diversos contextos.

Hay mucho por hacer pero para ello es necesario atender la información que que nos habla de las desigualdades económicas que viven las mujeres, algunas cifras lo demuestran:

Trabajo No remunerado

Según datos de CEPAL (2012)

0%

de las mujeres que viven en las ciudades
no tienen ingresos propios.

0%

de las mujeres que viven en el campo,
tampoco cuentan con ingresos propios.

tema-autonomia-economica-10

Las mujeres siguen llevando la mayor
carga del Trabajo No remunerado en
relación a los hombres.

tema-autonomia-economica-11

Según el INEGI, las mujeres dedican 28.8 horas
a la semana al trabajo doméstico y de cuidado mientras que los hombres solo
dedican 12.4 horas a la semana.

tema-autonomia-economica-12

El valor económico de trabajo doméstico y
de cuidado NO remunerado representó
en 2013 el 20.5% del PIB nacional.

tema-autonomia-economica-13

La mayor proporción de horas trabajadas son de las mujeres
y dentro de ello, más del 40% es para Trabajo No Remunerado, mientras que casi el 15% es para el trabajo en el mercado.

tema-autonomia-economica-14

Las mujeres indígenas trabajan más en
Actividades no remuneradas relacionadas
con el cuidado y el trabajo doméstico.

Mujeres en el campo:

Según datos de ONUMujeres, las mujeres rurales dedican más tiempo que los hombres y las mujeres urbanas a las tareas domésticas y los quehaceres del hogar.

Las agricultoras controlan menos tierra que los hombres y tienen un acceso limitado a los insumos, las semillas, el crédito y los servicios de extensión.

Menos del 20 por ciento de las
tierras pertenecen a mujeres.

Desde el ILSB buscamos dar visibilidad al Trabajo No Remunerado de las Mujeres (TNR) y a su importancia para la reproducción de la vida social y económica.
Aumentar las oportunidades para la integración de las mujeres al Trabajo Remunerado (TR) y mejorar el acceso a derechos laborales de las mujeres trabajadoras.
Actualmente estamos trabajando con nuestras alianzas para impulsar la ratificacion del convenio 189 de la OIT sobre trabajadoras del hogar y del convenio 183 de la misma agencia sobre la protección de la maternidad de las mujeres trabajadoras.

Desarrollamos propuestas de políticas públicas que atiendan las necesidades de cuidado, con corresponsabilidad central del estado.
Realizamos investigación sobre las condiciones de vida de mujeres en distintos contextos en relación a sus actividades de trabajo remunerado y no remunerado.
Promovemos el liderazgo de las mujeres dentro de proyectos que impulsan su autonomía económica y el ejercicio de sus derechos laborales.

Programas

artes web-18

Investigación

El programa de investigación se encarga de generar análisis de los temas prioritarios de incidencia para el ILSB desde la intersección entre los Derechos Humanos y las perspectivas de Género e Interculturalidad.

Leer más

artes web-19

Programa de Justicia Ambiental

La deforestación, el aumento de los niveles del mar, la plantación de monocultivos, y todos los desafíos ambientales que se asocian al cambio climático han impactado los modos de vida de las personas, en particular los de las mujeres. Son ellas quienes se ven mayormente amenazadas por estas nuevas condiciones. En el ILSB buscamos respuestas sociales y políticas a esos desafíos.

Leer más

Publicaciones

por un sistema social y economico

Por un sistema social y económico para la vida.

Agenda pública para hacer realidad el derecho al cuidado

Descarga

Hacia-un-Modelo-Integral-de-Políticas-de-Cuidado-ILSB

Hacia un modelo integral de políticas de cuidado en el Distrito Federal

Descargar